El éxito con carillas dentales está asegurado

Actualmente para mejorar la estética dental y nuestra sonrisa disponemos de diferentes técnicas y tratamientos odontológicos, entre ellos, las carillas dentales.

Las carillas dentales son un tratamiento restaurador artesanal realizado por el odontólogo especialista. La técnica consiste en crear unas capas finas de resina que se adhieren al diente natural mediante una técnica adhesiva, dejando una pieza sin imperfecciones.

Requieren muy poca preparación del diente para conseguir un buen resultado estético, aunque el diseño de cada sonrisa se realiza de forma individualizada. Hay que tener en cuenta no sólo la forma de los dientes, sino también la armonía de los márgenes gingivales, los labios y la forma de la cara.

El éxito del tratamiento con carillas se basa en que es un tratamiento restaurador que puede ofrecer diferentes resultados.

¿Cuáles son las soluciones de éxito con carillas dentales?

Una forma rápida y eficaz de mejorar la estética de los dientes, es mejorar tu sonrisa gracias a las carillas.

Cambiar la forma del diente. Cuando hay alteraciones como la microdoncia (diente más pequeño) o texturas anormales del diente como displasias, abrasiones, fracturas coronarias … se pueden dar solución gracias a este tratamiento dental.

Cambiar de color dental. Cuando el paciente no está satisfecho con el color de los dientes, debido a problemas de amelogénesis, fluorosis, tetraciclinas, tinciones … Las carillas ofrecen una nueva coloración a la sonrisa. También hay casos con problemas de blanqueamiento dental donde este tratamiento no es suficiente para cambiar de coloración.

Cambiar malposiciones dentales si se descarta el tratamiento con ortodoncia. Dependiendo del caso, es posible que la solución más adecuada para mejorar rotaciones, apiñamiento, angulaciones, etc. sea ​​la corrección mediante el tratamiento de carillas.

Recuperación de dientes. Por causas como el desgaste o fracturas por hábitos como el bruxismo o traumatismos, es posible que los dientes hayan perdido su tamaño adecuado, una forma de volver al aspecto inicial del diente se aplicando este tratamiento.

Los resultados son evidentes y espectaculares

Una vez terminado el tratamiento con carillas, para garantizar el éxito es muy importante cuidar la nueva sonrisa. Su dentista le recomendará unas pautas a seguir para asegurar la durabilidad del tratamiento. A rasgos generales, el cuidado de este tipo de restauraciones es el mismo que el de los dientes naturales.

El paciente debe seguir unas normas de higiene bucodental adecuadas para mantener los dientes sanos. Se aconseja el cepillado de los dientes 3 veces al día después de cada comida y el uso de hilo dental o cepillos interdentales para asegurar la adecuada higiene de todas las superficies dentales.