Divorcios por culpa del coronavirus

Divorcios por culpa del coronavirus: ¿Qué ha pasado en España?

Al comienzo de la pandemia, parecía que ha pasado una década, muchos vaticinaban que los divorcios y separaciones se dispararían. Estar encerrados en el hogar haría que las parejas incidiesen más todavía en sus problemas. ¿Ha sido esta la realidad? Vamos a aprovechar estas líneas para tratar el tema de los divorcios por culpa de coronavirus. ¿Cuál es la situación en España?

Comenzamos con el dato bruto y, posteriormente, pasamos a desarrollarlo un poco en las próximas líneas. Las separaciones y divorcios bajaron un 13% durante el 2020 en nuestro país. Se trata del sexto año consecutivo de bajada, aunque el último curso fue el que disfrutó un descenso mucho más acusado.

En un artículo anterior en este mismo espacio, ya os explicamos cuáles eran las principales causas de divorcio en España. Una lista de motivos por los que año tras año miles de parejas deciden poner fin a su relación matrimonial.

Solo en 2020 fueron más de 95.000 las que se divorciaron, se separaron o pidieron la nulidad matrimonial. En términos exactos, el descenso ha sido de un 13,3% con respecto al mismo periodo de 2019. Se da la circunstancia que la bajada es mucho más acusada que los años anteriores. ¿Ha tenido algo que ver el coronavirus en todo esto?

Divorcios por culpa de coronavirus: Acusado descenso

Esta bajada se puede explicar con un solo dato. Durante el segundo trimestre de 2020, el descenso de demandas de divorcio bajón un 42%. El confinamiento domiciliario al que se sometió el país fue la principal razón, así como la suspensión de plazos procesales y que tuvieron una influencia innegable en la actividad de los órganos judiciales.

Pero, ¿algo cierto en que los que afirman que existen divorcios por culpa de coronavirus? La realidad puede apoyar esta teoría. Si nos fijamos, por ejemplo, solo en el cuarto trimestre de 2020, el número de demandas de disolución matrimonial descendió. En cambio, el de divorcio de mutuo acuerdo fue la única modalidad que aumentó, subiendo un 1,8% con respecto al mismo periodo de 2019. ¿Curioso o no?